La decoración y distribución de una casa según el Feng Shui

Si estás pensando en aplicar los conceptos del Feng Shui en tu casa, estás en el sitio adecuado, y es que son muchos los que lo aplican para la decoración de interiores en sus hogares. El Feng Shui es una filosofía China que busca mantener la buena energía en el hogar para sentirnos mejor, distribuyendo y eligiendo los materiales de forma adecuada para lograrlo.

Todos los detalles de una casa diseñada según el Feng Shui

Los principios esenciales del Feng Shui son los siguientes: todo está vivo, todo está relacionado, y todo cambia.

Todo está vivo

Ya sabemos que las personas, animales y plantas están vivas, pero tenemos que tener en cuenta que todos los objetos que nos rodean también. Todos están cargados de un significado que puede variar para unas personas o para otras. Este principio dice que nos rodeemos sólo de aquellas cosas que nos hacen aumentar el ‘Chi o energía vital. Por lo tanto, si un objeto te es indiferente, no te aumenta el ‘Chi: cámbialo por otro que sí lo haga. Para el Feng Shui no hay objetos neutros… ¡Sé consciente!

Todo está relacionado

Los objetos nos influyen y nosotros a ellos. Nuestra casa o trabajo es el reflejo de cómo estamos. Si cambia nuestro hogar o negocio cambiaremos nosotros. Este principio hace referencia al orden y limpieza; pero no de barrer o el polvo si no de aquellas cosas que no necesitamos y que están ocupando un espacio en casa o en el trabajo, bloqueando la energía o ‘Chi. Cuando hacemos “limpieza” estamos moviendo la energía de nuestro espacio y damos la oportunidad de entrada de cosas nuevas y buenas en nuestra vida. Tenemos que vaciar para que entren nuevas oportunidades, nuevas relaciones, una vida más llena y feliz.

Y esto nos lleva al siguiente principio…

Todo cambia

La esencia de la creación es cambio. Nada es estable; todo cambia constantemente aunque no seamos conscientes: el día, la noche; primavera, verano, otoño, invierno; infancia, adolescencia, juventud, madurez.

Este principio nos aconseja que no nos aferremos a las cosas. Aunque nos da miedo el cambio y es comprensible la estabilidad, no se ajusta a la realidad. Por lo tanto, mejor un cambio suave y constante que mantenga el flujo de la energía. Hay un proverbio chino que dice: Si quieres tener suerte, mueve 27 cosas de tu hogar. En Feng Shui decimos: si quieres que se produzcan cambios en tu vida, mueve  27 cosas de tu hogar (o negocio).

Un espacio comunicado y despejado

Al aplicar los conceptos del Feng Shui a una casa como esta hay que organizar los objetos de manera que permitan el flujo de lo que se conoce como energía natural, es decir, que sea posible moverse en un espacio cómodamente.

Si llevas mucho tiempo pensando en rediseñar tu hogar al estilo Feng Shui, deberás conocer las características de esta filosofía para conseguir un buen equilibrio y armonía.

Esta basado en la influencia de los  elementos naturales

Los elementos naturales son el agua, tierra, fuego, madera y metal. Cuando todos estos elementos naturales se juntan crean flujos de energía en el tiempo y en el espacio. La colocación y sus medidas determinan lo que viene siendo el Feng Shui.

Se aplica en diferentes ámbitos

No solo se puede aplicar el Feng Shui en decoración, si no que también se usar en arquitectura, interiorismo, jardinería  e incluso en el urbanismo.

El aspecto más importante es la distribución y la organización de todos los objetos en cada espacio. Se deberá organizar según su usabilidad, color, formas e iluminación.

El Feng Shui mejora el estado anímico de las personas

Al igual que el arte, el Feng Shui se usa para favorecer a la persona. El uso favorable del espacio que se le da crea unos beneficios a las personas como la salud, paz, optimismo…

No consiste en llenar la casa de amuletos

El Feng Shui no consiste en rellenar tu casa de objetos, es una práctica que necesita profundizar en los principios de la distribución física, flujos de energía, orientación y el uso de las zonas del lugar. Decorar tu hogar con esta filosofía no es tan complicado y además te enseña sus verdaderos principios.

EL Feng Shui se centra en el espacio

Para llevarlo a cabo busca espacios limpios, luminosos, naturales y amplios. Pero sobre todo que haya armonía y buen clima de descanso. Pero hay veces que tendrás que deshacerte de lo que ya no utilizas, ya que eso no genera un buen Feng Shui e impide que tengas buenas experiencias.

Genera la circulación de energía

Sheng Qui es la práctica de promover el flujo de energía positiva. El orden, la vitalidad y la limpieza generar una buena energía positiva. El uso de esta técnica nos indica de la ubicación de los muebles de una casa para orientar las fuentes enérgicas de manera positiva. Hay que conocer como circula la energía para usarla en beneficio propio.

Feng Shui en el baño

  1. El baño no puede estar cerca de las puertas de entrada.
  2. No puede encontrarse cerca del comedor, escalera o cocina.
  3. El WC debe estar detrás de la puerta, en un lugar que no sea un lugar muy visible para eliminar los efectos negativos del desagüe.
  4. Mantener siempre la tapadera del WC cerrada.
  5. Que haya goteras hará que haya un Chi negativo.
  6. Usar espejos grandes aportará positividad.
  7. Es necesario que haya luz natural.
  8. Reducir esquinas o cantos de piedras redondeados.
  9. Pintar con tonos claros.

Feng Shui en la cocina

  1. Es importante la ubicación de la cocina y la pileta, ambos deben estar alejados uno del otro, en caso de no ser así, se aconseja poner un trozo de madera o metal entre ambos. Elementos de fuego a un lado y los de agua a otro.
  2. No se puede colocar frente a la puerta del baño o mirando a la puerta de entrada.
  3. Las cocinas que son eléctricas destruyen las energías de los alimentos, por eso es mejor las cocinas de gas.
  4. El espacio debe ser iluminado y con luz natural.
  5. Se recomienda colores claros, tierra y no muy oscuros, se pueden combinar con con verdes claros o azules que proporcionan limpieza.

Feng Shui para el salón

  1. La mesa del comedor debe ser con esquinas redondeadas.
  2. A la hora de comer no deben haber objetos que perturben el momento de la comida.
  3. El mejor lugar para colocar el comedor es cerca de la puerta de la cocina
  4. Se prefiere luz natural, de no ser posible, se usará luz artificial que lo emule.
  5. Nada de mesas de cristal, mármol o colores oscuros
  6. Si el salón y el comedor están unidos, deben separarse por muebles y que se marquen dos tipos de iluminación distinta.
  7. Hay que evitar que la puerta esté de espaldas al sofá.
  8. Es aconsejable usar elementos decorativos que simulen la naturaleza.

Feng shui en dormitorios

  1. No usar estampados de colores y textiles estridentes en las sábanas, cojines, alfombras o cortinas. Se prefieren colores lisos y cálidos que reflejen orden.
  2. No usar muchos aparatos electrónicos, ya que dan nerviosismo.
  3. Apoyar la cama en la pared para generar protección y seguridad. Siempre deben tener cabecera y usar camas de madera y no de metal.
  4. No colocar plantas porque producen un exceso de energía dentro de las habitaciones.
  5. Los espejos en los dormitorios no son buenos aliados ya que genera un efecto que multiplica nuestro  movimiento y nuestra imagen.
  6. Usar pocos objetos y que nos generen recuerdos positivos.
  7. No dormir bajo un techo de vigas de madera, corta la energía y la salud.
A %d blogueros les gusta esto: